Por: Karina González

[whatsapp]Categoría: Situación nacional, Uncategorized
ver5

El 1 de enero México despertó con un par de noticias. Entre los juegos artificiales por un año nuevo, se hizo visible el verdadero objetivo de la reforma energética decretada por el presidente Enrique Peña Nieto y respaldada por el grupo partidista que conforman el ‘Pacto por México’.

Si bien, sabemos que en los 4 años de gobierno de Peña Nieto  ha habido represión, desapariciones, feminicidios, alza de impuestos, restricción a los servicios públicos y limitación de presupuestos para escuelas y servicios de salud, el detonante de una movilización nacional fue el ‘gasolinazo’.

El ‘gasolinazo” se convirtió en un tema de cada mes para los mexicanos a partir de los incrementos que vinieron surgiendo desde el 2015, pese a que el presidente Enrique Peña Nieto dijo que ya no los habría incrementos gracias a las reformas energética y hacendaria. Este año llegó a un aumento histórico del 20%, hecho que hizo que se movilizará el país entero.

En enero entró en marcha un nuevo esquema de venta de gasolinas que incita a romper con el monopolio de 80 años de PEMEX, que a partir de la expropiación petrolera decretada por presidente Lázaro Cárdenas, entregaba el petróleo al pueblo mexicano, eliminando empresas extranjeras del uso de este.

La reforma energética interpuesta por Peña Nieto la cual anunció como una noticia positiva hacia salir de la boca del presidente: “No habrá más gasolinazos, se reducirá el costo de este”, etc. Es una mentira, además de entregar el petróleo mexicano a empresas extranjeras.

El gasolinazo es el producto de una inflación que el país lleva solventando desde el 2015 lo que conlleva a que todo mexicano con vehículo o no, tenga que terminar pagando con sus impuesto el costo de esta gasolina, al tener que sufrir una inflación generacional en los productos.

¿Cómo México siendo un país petrolero tiene la quinta gasolina más cara del mundo? Esa es la incongruencia del gobierno mexicano al aprobar ‘iniciativas de avance’ que a los únicos que terminan beneficiando son a los de arriba. Las empresas como PEMEX y las nuevas trasnacionales que quedaran con la venta de este producto son los que pagan cero impuestos y terminan con todas las ganancias del pueblo.

Desde finales del 2016 se empezó a sufrir la escases de gasolina en el país, en donde filas enormes en gasolineras que tardaban alrededor de 8 horas para poder cargar el tanque del automóvil, nos prevenía de lo que se esperaba para este 2017.

Estallido de rabia en todo el país

Producto del descontento y la resistencia de un país totalmente herido por un gobierno que solo sigue sangrándolo, el pueblo mexicano se movilizó en todos los estados de la república.

Toma de gasolineras, cierre de autopistas, toma de casetas de cobro, movilizaciones en las calles, cierre de distribuidoras de PEMEX y marchas exigiendo la renuncia de Peña Nieto y el rechazo de esta nueva reforma es la respuesta de los de abajo ante el ‘gasolinazo’.

La respuesta del gobierno mexicano, el cual se siente  aterrado de la fuerza del pueblo mexicano, es  la represión y el envió de grupos de choques con los que pretende generar el desvió de la noticia de la resistencia a un punto de amarillismo y ‘vandalismo’ que se difunde incesantemente en los medios de comunicación, que cooptados por la bandera gubernamental implementan el miedo, la duda y el terror en la sociedad mexicano: “No salgan de sus casas, implementaremos la fuerza, habrá balas, habrá encarcelados”.

El manejo controlado y tirano de los medios de comunicación han creado una paranoia que intenta desarticular el movimiento nacional en contra del tirano que se encuentra en la silla presidencial.

Conocemos el historial represor de Peña Nieto; Ayotzinapa, Atenco, #YoSoy132, CNTE, Movimiento de mujeres, movimiento LGBTTTI, quienes hemos tenido que luchar por nuestro derecho de tomar las calles y hacer un corte ante la injusticia hacia su sector. Peña es de los que sigue sin entender que la voz de pueblo está en las calles, en los bloqueos y en la toma de instalaciones.

La sociedad sabe que los verdaderos ‘vandalos’ son los de uniforme con emblemas patriotas, que llenan de sangre y opresión al pueblo mexicano.

Febrero más aumento

La locura del incremento y la inflación no para y febrero será un mes con más de esto. A partir del 18 de febrero, los precios serán fijados diariamente.

El calendario prevé la liberación de los precios de forma escalonada de manera que Pemex y las nuevas empresas que ofrezcan el servicio podrán fijar sus precios de forma independiente.

En 2017 habrá tres elementos que harán que un litro de gasolina o diesel será más caro o más barato, dependiendo de la región, estado y municipio en donde se compre.

El costo del petróleo eleva o reduce el costo de la gasolina, y el precio a nivel internacional será la referencia.

Aumentará el transporte, habrá un impuesto permanente en la gasolina, las fronteras seguirán teniendo un régimen especial para tener precios que compitan con los de su contraparte, principalmente en las ciudades fronterizas del sur de EE.UU.

Este es el resultado de toda una política energética que nos llevó a depender de manera fundamental de las importaciones de gasolina, en lugar de refinarlas en nuestro propio país, el cual tiene sus suelo lleno de materia prima.

¡Abajo el gasolinazo!

Desde Socialismo o Barbarie México (SOB México ) y el movimiento de Mujeres de las Rojas México, repudiamos totalmente el incremento de la gasolina, obligando al pueblo mexicano a tener que mantener a los gigantes en el poder a costa de la pobreza mexicana.

Es inaceptable la respuesta de represión que el gobierno de Enrique Peña Nieto ha ejercido ante las manifestaciones que se han generado en el país desde el día 2 de enero hasta la fecha. Toda marcha, toma de instalaciones y casetas es justa.

Condenamos el trabajo amarillista y de desinformación tirana que la mayoría de los medios de comunicación están generando en la sociedad mexicana para imponerles el miedo, el terror y de esta manera hacerlos desistir ante el avance de organización y movilización que se ha generado en el país.

Es una trampa dictatorial el que grupos de choque e infiltrados lleven la causa a una finalidad totalmente contraria, en donde la violencia y el caos generado por estos acarreados políticos, llevan al país a callar, encerrarse en sus casas y parar la movilización. México está exigiendo que cesen los aumentos, que se le de a su pueblo una mejor vida económica y social.

Desde Las Rojas México y SOB México, nos unimos a estos reclamos, exigimos el paro a los gasolinazos, el paro de la inflación, el paro de la represión a las movilizaciones y tomas petroleras.

Exigimos la renuncia de Enrique Peña Nieto, la no aplicación de la reforma energética y a los medios de comunicación pedimos que dejen de estar desinformando a los ciudadanos, induciendo al terror y la paranoia colectiva.

La solución está en la movilización, en la presión en el corte de calles, en la toma de las gasolineras y en el paro de las petroleras, la voz del pueblo está en la vía publica y en la movilización, todos los que nos manifestamos en contra del gasolinazo, es justo que lo hagamos.

¡No más opresión y represión al pueblo mexicano!

Por una salida a los problemas del pueblo mexicano desde los trabajadores de la ciudad y el campo!